Mecmar S.p.A.

Mecmar es actualmente un referente en la producción de secaderos móviles y de torre y tostadores de grano, no sólo en muchos países europeos sino también en el extranjero.

Via Copparo, 29 37046 - Minerbe (VR) +39044299229 +39044299531 info@mecmargroup.com
News

¿Cómo funciona un secador de granos? Descubre todo lo que necesitas saber

Para evitar la aparición de fenómenos fermentativos y degenerativos que pueden generarse por la humedad naturalmente presente en el cereal, es necesario tratar los cultivos para secarlos y eliminar el exceso de agua.

Gracias al secado se garantiza la correcta conservación del grano para prepararlo para su posterior elaboración. En el momento de la cosecha, la humedad en el interior del cereal puede variar típicamente del 17% a un máximo del 40%, mientras que para la comercialización el límite de seguiridad suele estar entre el 13 y el 14%. Este nivel, en particular, garantiza la mayor vida útil al prevenir mecanismos de degeneración del cultivo.

Alcanzar el valor de humedad más bajo tolerado permite de defender el cereal del ataque de microorganismos nocivos durante el período de almacenamiento y minimizar las pérdidas tanto en la calidad del producto como en la cantidad utilizable o vendible.

Dada la importancia que tiene este proceso para la protección de los cultivos de muchos agricultores, Mecmar ha recopilado en este artículo toda la información importante sobre el funcionamiento de un secador de grano.

Dinámicas del secado

El proceso de secado se basa en la difusión de la humedad desde el interior del grano hacia el exterior. El aire caliente y seco que toca el grano provoca un calentamiento de la humedad dentro del grano que tiende a evaporarse para saturar este aire caliente.

Para simplificar aún más, se pueden identificar 3 fases principales en la compleja dinámica de secado: en la primera fase, el agua presente en el interior del grano se extrae y se empuja hacia la pared externa; en la segunda fase se produce la evaporación del agua por el aire que rodea los granos; en la tercera fase, el aire rico en humedad es expulsado al exterior.

Cuando se coloca dentro del secador, el cereal tiene un grado de humedad uniforme en su interior, pero cuando la humedad del exterior del grano comienza a evaporarse gracias al aire caliente que le inyecta el secador, el agua del interior comienza a avanzar hacia el exterior para restaurar un nuveo equilibrio de la humedad. Por lo tanto, aprovechando una corriente de aire caliente y la porosidad del producto, primero se elimina toda el agua presente en la superficie y luego el agua presente en el corazón de la semilla.

 

El calentamiento del aire

Los secadores de aire caliente para cereales aprovechan este principio de difusión de la humedad desde el interior hacía el exterior y la corriente continua de aire que toca el cereal permite eliminar continuamente la humedad liberada por el grano.

Un correcto equilibrio de temperaturas, caudales de aire, presiones y cantitades de producto a tratar permite optimizar el rendimiento de los secadores.

Los secadores generalmente consisten en:

  • Un generador de calor con un sistema de aireación para generar el flujo de aire caliente;
  • Un cuerpo desecante que contiene el cereal a secar, en cuyo interior se evapora el exceso de agua;
  • Un cuadro de control con los dispositivos de mando, regulación y seguridad de todo el sistema;
  • Cualquier equipo complementario diseñado para la acumulación del producto.

Dependiendo de cómo se caliente el aire, se divide en sistemas de calentamiento directo e indirecto. Los sistemas de calentamiento directo mezclan los gases de combustión con el aire ambiente y los introducen directamente en la masa de cereales a secar. Para este tipo de sistema es fundamental programar los quemadores a la temperatura adecuada para quemar perfectamente el combustible. La ventaja de este tipo de calefacción es su alta eficiencia, ya que todo el calor producido por la combustión se utiliza para el secado.

En los sistemas de calefacción indirecta, el aire exterior circula por la cámara de combustión y el haz de tuberías que mantienen los humos de combustión separados del aire utilizado para el secado. En este tipo de generadores de calor, los productos de la combustión son expulsados a la atmósfera y la eficiencia (por lo tanto el ahorro de combustible) será mayor cuanto mayores sean las superficies de intercambio.

La última fase del proceso de secado es el enfriamiento, fase fundamental para el correcto almacenamiento del producto. Dependiendo del tipo de secador, también cambian los métodos en los que se enfría el grano: en los secadores discontinuos el enfriamiento se realiza al final del secado y utilizando el mismo ventilador que se usaba anteriormente para insuflar aire caliente; en los  secadores continuos el enfriamiento tiene lugar en un área dedicada de la columna o en una celda diferente. Esta fase es fundamental para evitar la formación de condensaciones y la formación de hongos o el inicio de procesos de fermentación.

 

Tipos de secadores

La principal distinción en el funcionamiento de un secador, además del tipo de calentamiento, se refiere al secado. El secado puede ser por lotes (con secadores discontinuos o batch, como los  secadores móviles Mecmar) o continuo (con secadores de ciclo continuo, como los secadores de torre Mecmar).  Los secadores discontinuos se definen de esta manera porque realizan un secado completo de un lote completo, después de lo cual se vacía el lote de cereal y la máquina se prepara para secar el siguiente lote.

 

Estos secadores pueden ser móviles y posicionarse fácilmente según la necesidades.

 

Generalmente este tipo de secador es la mejor opción para:

  • Quien tiene unas cuantas toneladas de producto;
  • Los que necesitan secar cabezas y colas de secadores continuos;
  • Quien considera el secado para terceros;
  • Aquellos que quieren cuidar el secado de su cultivo, conteniendo los costos fijos de la planta en comparación con los secadores fijos;
  • Aquellos que necesitan secar diferentes tipos de cereales.

Los secadores continuos se defienen así porque el proceso de secado del grano se desarolla de forma ininterrumpida, introduciéndose el producto húmedo por un extremo del secador y saliendo el producto seco y enfriado por el otro. Por lo general, la máquina está estacionaria y funciona de forma continua, incluso durante varios días o semanas.

Estas características hacen que los secadores continuos sean la opción ideal para:

  • grandes plantas de secado (que generalmente requieren secado de 240 toneladas por día en adelante);
  • explotaciones agricolas con necesidad de secar grandes toneladas de grano por día;
  • los que necesitan secar grandes cantitades del mismo tipo de cereal;
  • los que tienen instalaciones para el transporte y almacenamiento de cereales.

 

Conclusión

La larga experiencia de Mecmar en el secado de cereales le ha permitido estudiar en profundidad las mejores tecnologías para cerar máquinas cada vez más innovadoras y con mayor rendimiento, que respetan las cualidades organolépticas de los cereales durante el secado.

Si desea obtener más información sobre el funcionamiento de granos y desea saber qué secador podría ser el adecuado para usted, no dude en contactarnos: el equipo de Mecmar está listo para responder a todas sus dudas y curiosidades.

Contattaci

Contattaci

Loading form...

Mantente informado

Suscríbase a la newsletter

Al hacer clic en «Regístrate» autorizas el tratamiento de tus datos personales. Privacy policy

Loading form...